La publicidad emergente corresponde al Servidor que nos provee el hosting: 550m.com

 

REESTRUCTURACION DE DEUDAS

 CER y CVS

(COEFICIENTE DE ESTABILIZACIÓN DE REFERENCIA (CER) y COEFICIENTE DE VARIACION SALARIAL (CVS)

            En el mes de enero del corriente año, la Ley N° 25.561 de Emergencia Económica dispuso –con carácter general- la pesificación de deudas, tanto privadas como del sistema financiero. Con posterioridad, en el mes de febrero, a través del dictado del Decreto 214, concluyó el trámite de pesificación del resto de las obligaciones dinerarias existentes en dólares u otras monedas extranjeras. En compensación por la pesificación efectuada, el Decreto dispuso que a partir del mes de febrero las obligaciones (tanto las deudas del sistema financiero como las privadas) se actualizaran regularmente por un coeficiente (CER) –elaborado por el BCRA- que sigue el índice de precios al consumidor. Se estipuló adicionalmente, en cuanto a las deudas del sistema financiero, que debía cobrarse por un lapso de 6 meses la misma cuota (es decir sin la actualización del CER), y que a partir de dicho plazo se reformularían los préstamos con actualización de tasa de interés y CER.

            Con posterioridad, el 6 de mayo de 2002, se dicta el Decreto 762, estableciendo que quedan exceptuados de la aplicación del CER todos los préstamos que tengan como garantía hipotecaria la vivienda única, familiar y de ocupación permanente (cualquiera sea su monto); los préstamos prendarios (automotor) hasta $ o US$ 30.000 y los préstamos personales (con o sin garantía) hasta $ o US$ 12.000.-

CONSIDERACIONES:

§         Para que proceda la excepción, los deudores deben ser personas físicas. En el caso de que los tomadores de préstamos sean empresas, aun pyme, la excepción no procede.

§         La exclusión del CER rige tanto para préstamos otorgados por entidades financieras como los llamados privados. (se incluyen préstamos privados de escribanías, inmobiliarias, casas de electrodomésticos, etc.)

§         La norma no es retroactiva, es decir que los créditos vigentes al 3/02/2002 quedan exceptuados, en cuanto a la aplicación del CER, a partir del 15 de mayo de 2002. Sin embargo y como se verá luego, el reciente Decreto Reglamentario 1242/2002 ha establecido la devolución a los deudores de los importes correspondientes, en caso de habérseles cobrado el CER desde el mes de febrero en adelante (más adelante se consigna expresamente).

§         Los alquileres para vivienda única y familiar locados por particulares (no empresas), también quedan exceptuados.

§         Por último dispone que los créditos exceptuados del CER se actualizarán por el CVS (Coeficiente de Variación Salarial), elaborado por el INDEC, a partir del 1° de octubre del corriente año.

NOTA: la defectuosa redacción del articulado (“préstamos personales”) trajo aparejada una diversidad de interpretaciones y problemas en cuanto a la identificación de los créditos alcanzados por la exclusión (ejem. Red Megatone, Garbarino, etc.). El dictado del Decreto 1242/2002 (que se comenta en el punto siguiente) ha resuelto la cuestión interpretativa.

            Finalmente, con fecha 12/07/2002, se dicta el Decreto 1242/2002, reglamentario del Decreto 762/2002. A continuación se enumeran las previsiones del mismo.

§         Para determinar el alcance de lo normado por el artículo 1° del Decreto 762 (cúales deudas quedan excluídas del CER), se adopta el criterio establecido por el artículo 1° del Decreto 320/2002, que refiere a “todas las obligaciones en dólares o toda otra moneda extranjera pesificadas por la ley 25.561 de Emergencia Económica”. Esto resuelve el problema de determinar si las financiaciones de los consumidores se instrumentaron como préstamos, compraventas a plazo, etc., ya que “todas” son obligaciones.

§         Pero en la misma norma aclara que no se consideran préstamos personales (en consecuencia sí se les aplicaría el CER), los saldos deudores de cuentas a la vista (cajas de ahorro y cuentas corrientes, no las “cuentas corrientes mercantiles” –por su propia naturaleza-) y los saldos deudores de tarjetas de crédito o consumo.

NOTA: aquí surge el siguiente problema: técnicamente, no existen en nuestro ordenamiento jurídico las tarjetas de ”consumo”, ya que el régimen de tarjetas normado por la Ley N° 25.065 contempla la existencia de tarjetas de crédito, compra o débito. Por lo que, debe entenderse, la expresión tarjetas de “consumo” refiere a tarjeta de “compra”. Cabe aclarar que, conforme las previsiones del artículo 56 de la ley 25.065, cuando las tarjetas de compra o débito se “relacionan” con la operatoria de una tarjeta de crédito (adquirir bienes y servicios; diferir su pago, etc.), le son de aplicación las disposiciones de la ley de tarjetas. En consecuencia, para determinar si una transacción (para la adquisición de bienes o servicios por parte de un consumidor) –realizada antes del 6/01/2002- ha sido instrumentada a través de una tarjeta de crédito, compra exclusiva o débito, debe examinarse detalladamente toda la documentación a través de la cual se ha formalizado: solicitud, formulario, contrato, documentación anexa, etc.

Es importante recordar que la prestación de los servicios de tarjetas de crédito o similares, deben cumplimentar toda una serie de requisitos legales, que surgen de la propia ley: contrato con determinados requisitos, emisión de resúmenes mensuales, tope a las tasas de intereses aplicables, conceptos financieros adicionales regulados por el BCRA, proceso de respuesta formal ante impugnaciones de los resúmenes por parte de los titulares, etc. (Obviamente, cualquier transgresión a lo dispuesto es pasible de ser sancionada por los organismos de Defensa del Consumidor).

§         Establece, como factor determinante para que a los créditos hipotecarios no se les aplique el CER (cualquiera sea su monto), que la garantía sea una “vivienda única, familiar y de ocupación permanente”. Para determinar tal carácter, el concepto debe constar en el contrato del préstamo, boleto de compraventa, título de propiedad o escritura hipotecaria. De no ser así, el deudor deberá acreditar tal condición ante el acreedor, mediante una declaración jurada con copia certificada (escribano, juez de paz o banco). Podrá además, ofrecer todo otro elemento de prueba adicional (certificados, testigos, etc.).

§         El acreedor, por su parte, debe notificar en forma fehaciente al deudor:

-la aceptación o no, en su caso, del carácter de la vivienda en garantía como familiar, única y permanente. La diferencia es fundamental, ya que en un caso el crédito se actualizará por CVS y en otro por CER.

-la tasa de interés que prescribe el artículo 9°, que luego se desarrolla en gráfico adicional) (sólo para préstamos del sistema financiero.

-las modificaciones resultantes en el capital y cuotas del préstamo por efecto de la reformulación y aplicación de los coeficientes de actualización.

-los actos necesarios para formalizar contractualmente los cambios operados (reinscripción de los contratos prendarios, etc.)

§         Hasta el 30/09/2002, los préstamos referidos en el art. 1° no sufren modificaciones en cuanto a tasa de interés (se aplica la vigente al 2/02/2002).

§         En el caso de que, hasta el 1/10/2002, se haya cobrado CER en las cuotas de los préstamos previstos en el art. 1° del Dto. 762, el importe debe ser acreditado a favor del deudor a cuenta de cuotas futuras. En caso de que se haya cancelado el préstamo en forma integral, el importe del CER percibido indebidamente en los términos de la reglamentación debe ser acreditado en una cuenta a favor del deudor.

§         En el caso de los préstamos definidos por el art. 1° del Dto. 762, otorgados por entidades del sistema financiero (bancos), si bien tenían un plazo de 6 meses para empezar a aplicar el CER, han existido muchos casos de cancelaciones anticipadas –totales o parciales- de préstamos por los deudores. En estos casos, los bancos han percibido el CER en forma anticipada. Obviamente, igual que en lo dispuesto en el punto anterior, debe proceder la devolución de lo percibido (art. 8, Dto.1242/2002).

§         A partir del 1/10/2002, todos los préstamos referidos en el artículo 1 del Dto. 762 , se les aplicara el denominado CVS (Coeficiente de Variación de Salarios) que elaborará el INDEC y en cuanto a la tasa, se estará a la originalmente convenida en los préstamos, salvo que la misma exceda el promedio de tasas del sistema financiero del año 2001 (índice que elabora el BCRA), en cuyo caso se estará a la aplicación del último promedio.

§         Es importante destacar que para los créditos que no correspondan al sistema financiero (“privados”, tipo Red Megatone, Garbarino, etc.) no hay modificación en cuanto a la tasa de interés. O sea, se estará a la originalmente convenida.

Para concluir,  describimos sintéticamente el esquema descripto:

 

 

 

 

 

 

DEUDAS DEL SISTEMA FINANCIERO

 

CER

(3/8/2002)

 

§         Reformulación de préstamo: CER (desde febrero) +  tasa 3.5 % O 5%.

 

§         La cuota reformulada no puede superar el monto de la inmediata anterior

CVS

(1/10/2002)

 

§         Reformulación de préstamo: CVS (desde 1/10 + tasa original

 

 

§         Si la tasa supera el promedio de tasas del Sistema Financiero. Se aplica el tope del promedio.

 

 

 

DEUDAS “PRIVADAS”

 

 

 

 

CVS

(1/10/2002)

 

§         Actualización por CVS + tasa original (sin restricción)

 

 

§         En los casos de préstamos del sistema financiero y de particulares, (tipo Megatone, Garbarino, etc.) las empresas deben proceder a cumplir todas las disposiciones comentadas. En caso de negativa o incumplimiento, los consumidores pueden realizar denuncias en las Direcciones de Defensa del Consumidor. Se deben realizar las audiencias de conciliación respectivas y, en su caso, formular las imputaciones correspondientes (eventualmente arts. 4° y 19 –incumplimiento en la prestación del servicio financiero-) (también –en su caso-art. 36), pudiendo adicionalmente dictar medidas cautelares concomitantes a efecto de corregir las conductas.

Buenos Aires, 25 de julio de 2002.

                                                                       

                                                                   Dr. Leonardo Lepíscopo

   

    

 

 

 

Desde este sitio procuraremos responder a todas sus inquietudes y permitirles un canal más para la comunicación, con nuestra institución y entre ésta y sus asociados.

Ahora, podés Asociarte Online, completá nuestro formulario, click aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Todos los Derechos Reservados para CODELCO. Copyright 2002. Web site realizada por Montes Ramón Abel